Escritoras

El desarrollo de la prensa en la segunda mitad del s. XIX, los movimientos sufragistas y a favor de la emancipación y la incorporación de la mujer de clase media al mundo laboral en los años 20 facilitó que la escritura femenina saliese de un ámbito fundamentalmente religioso y conservador. Con estos nombres se pretende dar visibilidad a muchas creadoras notables y desconocidas así como ofrecer materiales a los investigadores en estudios de género y sobre la confección del canon literario.

Las mujeres escritoras tienen que filtrarse e infiltrarse a través de las estructuras masculinas de una sociedad patriarcal que muy lentamente, con avances y retrocesos, se va abriendo a la modernidad. Muchas escritoras siguen siendo hoy invisibles por la dificultad que supone desvelar los pseudónimos masculinos que utilizan, o porque sus trabajos yacen sepultados en la prensa y revistas de la época, cuya digitalización ha posibilitado tantos descubrimientos y avances. Por otro lado, la escritura femenina y feminista, se inscribe en una tradición hispánica, desde la abulense Teresa de Jesús a la novohispana Juana Inés de la Cruz, de muy alto nivel literario. Así, de la precursora condesa de Pardo Bazán a la sufrida y moderna periodista Colombine, la creación femenina se erige como tema de estudio útil, fértil, novedoso e imprescindible para conocer una de las facetas fundamentales de la cultura social de nuestro tiempo.

BNE