Historiadores y arqueólogos

Sostiene Ferlosio que los prosistas del siglo XIX manejaban un castellano excelente. A esto hay que añadir el gusto por el detalle exacto de la mentalidad positivista y la historia narrativa considerada como un género literario de tradición clásica. El placer de leer libros de historia. La creación de la rama de arqueólogos del Cuerpo Facultativo del Estado, y la del Museo Arqueológico Nacional (1867) respaldaron decisivamente las excavaciones y publicaciones sobre los restos arqueológicos hispanos.

BNE